sábado, 19 de abril de 2014

Felipe Pigna: otro agente criollo de la CommonWealth

Por Cristian Rodrigo Iturralde



Hay puñales en las sonrisas de los hombres; cuanto más cercanos son, más sangrientos


               Si bien para la historiografía académica y científica seria el autor de marras pertenece a un género que podríamos calificar de personajes menores (vocero circunstancial de la Historia Oficial), nos vemos forzados a traerlo a esta disputa –si más no sea sucintamente-, puesto que, ayudado por los mass media, ha logrado esparcir sus desvaríos y errores por doquier, logrando estado público.
           Lo peligrosidad de autores como el recién mentado no reside propiamente, tanto, en la difusión de una Historia sesgada y tergiversada –pues, embusteros, lamentablemente, jamás han faltado; incluso en nuestra Academia Nacional de Historia[1]- sino en su calculado direccionamiento hacia la porción del pueblo llano o iletrado; es decir, a aquellos que normalmente no tomarían un libro de Historia en sus manos. El estilo de escritura es Pigna es ágil, sin dudas; algo más propio, a decir verdad, de novelistas que de historiadores. El problema es que estos Best Sellers se presentan como manuales insustituibles de Historia. Hoy, el común denominador de la gente los toma como referentes, citándolos sin pausa. Y no se trata solo de hombres crecidos, sino de niños, adolescentes y jóvenes universitarios. Salvo por los directamente panfletarios, no se tiene recuerdo de autores tan reñidos con la investigación científica como Galeano[2] y Pigna.
          Hábiles desarrolladores de falacias, han echado mano a todos los recursos sofísticos útiles a su objeto; algunos de los cuales ya hemos enunciado.

             El título elegido para éste apartado no es arbitrario sino necesario y ampliamente fundado. ¿Responde Pigna, directa o indirectamente, a intereses británicos? Es claro que así es, pues, según enseñanza evangélica, lo que no siembra desparrama. Demos algunos ejemplos probatorios o, cuanto menos, sugestivos de ello.
Todos conocemos la fascinación de Pigna por Mariano Moreno, y la dedicación que ha puesto en salvar a éste personaje de la merecida ignominia en la que se encuentra sepultado -llegándolo a llamar el primer arquitecto de la idea de nación-. Haciendo un poco de memoria, recordemos brevemente que, como es sabido, Mariano Moreno –al igual que Rivadavia- fue desembozado y activo agente de los intereses británicos en el Río de la Plata (José María Rosa lo llamó ¨abogado de los intereses británicos¨)[3]. ¿Quién fue realmente este prócer pignista y jacobino?

            Digamos, por lo pronto, que fue Moreno quien ordenó el fusilamiento de aquel patriota cabal que fue don Santiago de Liniers, sirviéndose para ello nada menos que de cincuenta soldados ingleses. La impiedad y crueldad de Moreno encontró, naturalmente, gran oposición en patriotas viriles como Manuel Belgrano, que se negaban a acatar las medidas terroristas de éste, que, entre otras criminalidades, ordenaba, el 22 de septiembre de 1810, arcabucear a todos los sospechosos vecinos del Paraguay y matar al Obispo y al Gobernador. El 29 de septiembre, ratificando anterior misiva, decía a Belgrano que ¨la junta no deja lugar a la compasión o a la sensibilidad (…) ¨. A Castelli le encomendó que dejara a sus soldados hacer ¨estragos con los vencidos para infundir terror en los enemigos¨, ordenando el 18 de noviembre de ese mismo año que ¨pasara por las armas irremisiblemente¨ a todos los disidentes. La semblanza de este soldado robespierrano ha sido trazada por historiadores de fuste y de todo signo, como Enrique Díaz Araujo[4] e incluso otros insospechados de hispanofilia como Ramos Mejía y Vicente Fidel López, quien lo define como un ¨carácter detestable, hombre cortado por el molde de los más furiosos guillotinadotes de la Revolución Francesa¨.

             Curioso resulta, asimismo, que Pigna, cual indigenista, no condene en forma terminante y tajante a aquel intenso odiador de indios y gauchos que se llamó Domingo Faustino Sarmiento. Aquel que, en misiva a Mitre, le aconsejaba: "No trate de economizar sangre de gauchos. Éste es un abono que es preciso hacer útil al país. La sangre de esta chusma criolla, incivil, bárbara y ruda es lo único que tienen de seres humanos". El mismo Pacho O´Donnell reconoce que: ¨Sarmiento estaba convencido de que no se podía construir un país a la europea, que era lo que él entendía por "civilización", con los orilleros, los indios, los gauchos, los mulatos, que eran los reales pobladores de nuestro territorio. La gran incógnita de Sarmiento era cómo deshacerse de esa "chusma"[5]. La falsa dialéctica sarmientina de civilización o barbarie, sabemos, vinculaba a los primeros con los estadounidenses y británicos y a los segundos con los indios, gauchos y criollos. No obstante, nuestro Felipillo considera a Sarmiento como el educador por antonomasia y ¨uno de los grandes pensadores de la argentina¨[6].

             Por tanto, con ejemplos como estos, no sorprende que el mediático Felipe Pigna coincida con los autores sajones más fanáticamente imperialistas en su misión cultural y política antihispánica (curioso, por cierto, de quien se define asimismo como antiimperialista…).

            Aunque Pigna pareciera ir por más. No pretende ser mas papista que el papa ni más incoherente que montonero democrático, pero si más sajón que los mismos ingleses. Al menos esto es lo que puede colegirse de otros tantos hechos, algunos realmente desconcertantes –aun tratándose de Pigna- como citar al comienzo de su opera prima (Los Mitos…) a John Lennon (¿?).

           A partir de rarezas como estas; de mescolanzas de literatura, rock, mandarinas vietnamitas e historia, es que podemos comenzar a entender sus libros, o los incontables furcios en éstos manifestados. Y no hablamos ya propiamente de su deliberado constructivismo ideológico, ni de su notoria deficiencia de razonamiento ni tampoco de su manifiesta tendenciosidad en el tratamiento de ciertas cuestiones históricas, sino de errores cuasi escolares; como los referidos al Estrecho de Magallanes y la supuesta primera fundación de Buenos Aires[7]. A este respecto, refutando a Pigna y a algunos de sus acólitos en conocida disputa, expresa un descontento Cardinalli:

Cualquier historiador es libre de considerar a Magallanes un héroe de la Hispanidad o bien un monstruo sanguinario. Eso es axiológico. Pero afirmar que Magallanes le puso su nombre al estrecho, no es opinión, es un error[8].

          Felipe Pigna, cual mercader del pensamiento manufacturado, se ha constituido en uno de los referentes mas afamados del Pensamiento único, que es, ante todo, apátrida, antihispánico y anticatólico.

          Y así, el grado de antihispanidad ha llegado tan lejos, que se ha propuesto recientemente eliminar el Día de la Hispanidad del calendario nacional, ya que, según Felipe Pigna, es algo ofensivo para nuestra identidad y un muy mal ejemplo para las nuevas generaciones porque se está celebrando el genocidio, el robo, el saqueo, el secuestro y el asesinato en masa. Otros sugerían pasar el feriado nacional para el día anterior con el nombre de ¨último día de la libertad¨[9]. Aunque sin dudas, en este caso, el premio se lo lleva nuevamente el protagonista de esta notícula: condena sin matices a la hispanidad y la gesta española, pero salva de aquel ¨horror¨ a los Cervantes, Quevedos y a los Góngora[10]; justamente tres de los baluartes de aquella Hispania imperial y católica. Cervantes, recordemos, había sido destacado soldado a las ordenes de Juan de Austria -sirviendo nada menos que a Carlos V en la famosa e inolvidable Batalla de Lepanto (1571)[11].

       Algo sabemos de seguro: Pigna no leyó a Cervantes ni a su alter ego don Quijote, que exclamaba que los historiadores que de mentiras se valen habían de ser quemados como los que hacen moneda falsa.








[1] Sobre el tema recomendamos consultar, muy particularmente, la obra del Dr. Antonio Caponnetto Los Críticos del Revisionismo Histórico (tres volúmenes), editado por el Instituto Bibliográfico Antonio Zinny, Buenos Aires, 1998 (tomo primero).
[2] Principalmente su archi conocido libro ¨Las Venas Abiertas de América Latina¨, publicada por primera vez en 1971. Eduardo Galeano es un adinerado escritor uruguayo marxista, admirador del régimen totalitario cubano y su líder, Fidel Castro.
[3] Rivadavia y el imperialismo financiero, Peña Lillo, p. 16.
[4] De un artículo de su autoría hemos tomado las citas correspondientes a Mariano Moreno (La Incultura Presidencial, el  terrorismo morenista, Revista Cabildo, 3ra época, año  XIII,  número 103):
[5] En entrevista ofrecida a la Revista la Universidad, Edición 54: Especial Domingo F. Sarmiento.
[6] Íbidem.
[7] Consultar especialmente los escritos de Antonio Caponnetto y dos artículos de Ricardo Guillermo Cardinali en donde expone los groseros errores de escuela de Felipe Pigna.  El primero lo titula Felipe Pigna: El nuevo taita oficial de la historia (cfr. http://www.psicofxp.com/forums/politica-economia-sociologia.146/702854-felipe-pigna-nuevo-taita-oficial-historia.html). El segundo que mencionamos, es Felipe  Pigna y el  Paraíso Perdido (cfr. http://www.pensamientonacional.com.ar/docs.php?idpg=0002_cardinalli_pigna_2.html):
[9] Consultar al respecto el artículo de Federico Gastón Addisi Reflexiones sobre un 12 de octubre distinto. Atacar nuestra identidad para quedar en la orfandad. Cfr. https://sites.google.com/site/federicoaddisi/articulos/hispanidad. También recomendamos una conferencia del Dr. Antonio Caponnetto titulada Tres lugares comunes de las leyendas negras (Buenos Aires, 1992). Parte de ésta se encuentra transcripta en: http://argentinosalerta.org/node/1717.
[10] En entrevista de Leandro Rosso a Felipe Pigna para el sitio Aula Intercultural.  Cfr. http://www.aulaintercultural.org/spip.php?article3439
[11] En el prólogo de la segunda parte del Quijote, describió aquella contienda como la más alta ocasión que vieron los siglos pasados, los presentes, ni esperan ver los venideros.

12 comentarios:

  1. Facho, boludo, abogado e hijo de una grandisima puta!!

    ResponderEliminar
  2. Che, Angie. Lo de facho y boludo te lo acepto, pero ya con lo de abogado te fuiste un poco a la re mierda.. ;) Te mando un gran saludo con el brazo derecho en alto.

    ResponderEliminar
  3. Una vez más los zurdos demostraron con su insultos y descalificacciones. No tienen pensamiento propio, sino ideología; la cual es suministrada por el partido.Tal cual, como sentenció Marx: "El hombre no tiene conciencia; sino, la conciencia social (el partido comunista) determina la conciencia del hombre". O sea,asistimos a la metamorfosis del humano en un robot parlante. ¡Qué involución!

    ResponderEliminar
  4. Adelante Cristian con tus escritos, los cuales constituyen una luz ante tanta mediocridad.
    Con respecto a San Martín, coincido plenamente con tus apreciacciones. Por otra parte, Inglaterra lo echó cuando intentó de radicar se en ese país; a tal punto, que el "insigne" general había inscripto a su hija en colegio británico; dando por hecho su estancia permanente allí. De esto se desprende su ulterior deambular por algu nos países europeos y, su resentimiento a las potencias que lo utilizaron al ofrecerle el sable a Rosas.Pero de volver a la Argentina..¡ni hablar!.
    García Hamilton y Rodolfo Terragno aportan información valiosa sobre el tema.Especialmente este último, en su libro: "Maytland y San Martín"(curiosamente agotado); refleja el plan inglés para la conquista de las colonias españolas. Empresa que llevó a cabo San Martín.Eso explica porque no combatió en nuestro país; pues la orden fue conquistar Chile y Perú. En síntesis,lo que malogró Linier si a los proyectos ingleses, lo cristalizó San Martín. En definitiva, el padre de la patria es SANTIAGO DE LINIER Y BREMOND "EL CONDE DE LA LEALTAD". Cabe señalar que Eduardo Galeano en su panfleto no hace mención a las invasiones inglesas y, menos aún a LINIER.
    t

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, amigo Clark Kent, por tus amables comentarios. El de San Martín es un tema complicado, máxime dentro del nacionalismo, que es a donde pertenezco. Pero siempre insisto en que hemos logrado legitimidad de ejercicio como Nación. Abrazo grande, estimado, y gracias nuevamente.

      Eliminar
  5. Otro grande de la argentinidad;ha sido a mi entender, HERNÁN ARIAS DE SAAVEDRA, conocido como HERNANDARIAS, además de haber sido yerno de JUAN DE GARAY, fue el primer gobernador criollo. Combatió en su gestión como gobernador el contrabando protagonizado por los "INTERNACIONALISTAS" de siempre; a qui
    NA
    do

    ResponderEliminar
  6. A quienes derrotó; aunque, su victoria fue pirrica, dado que tuvo que exiliarse en Asunción. Fue un estadista; previó entre otras cosas realizar fortificaciones en la Patagónia
    a fin de evitar invasiones británicas, crear una armada poderosa, etc.
    Este tema lo abordan, entre otros, Mario Saban en su libro "Los marranos en el Río de la Plata"; ALEJANDRO MOLINA en su obra sobre HERNANDARIAS (no recuerdo el titulo), libro curiosamente agotado. Su discípula, Ruth Tiscornia, en HERNANDARIAS, UN ESTADISTA". Cabe mencionar, que FÉLIX LUNA ha sido discípulo de ALEJANDRO MOLINA

    ResponderEliminar
  7. El libro se titula: "HERNANDARIAS,el hijo de la tierra", editorial Lancestremere-Buenos Aires año 1948. Esta obra ha sido prolongada por el Rdo. P. Guillermo Furlong. El autor de la obra: RAÚL A. MOLINA (no Alejandro como erróneamente mencioné antes).
    En parte del prólogo del P. Furlong se destacan entre otros, los aspectos siguientes: "el desarrollo de la educación e instrucción de los hijos de la tierra, fué una de las mayores glorias de HERNANDARIAS. A él se le deben no pocas escuelas y los primeros colegios de segunda enseñanza; y a alguien impulso de su protección y ayuda personal, primero los franciscanos y después los jesuítas, levantaron conventos y residencias, abrieron aulas de primeras letras y clases de gramática y latín; y no satisfecho por esto, funda talleres de artes y oficios"...

    ResponderEliminar
  8. "Bs.As., Corrientes, Sta. Fe y la Asunción, deben la construcción de más de uno de sus templos y escuelas a esa nobleza constructiva, el mejoresto blasón, sin duda, de su existencia gloriosa"...."Lástima grande, que sus sugestiones de poblar las faldas de la cordillera de Los Andes en la Patagonia, en vez de las áridas playas marítimas, estas últimas expuestas a las incursiones del pirata no hallaron eco en los estadistas de su tiempo"....
    Paradoja del destino: SANTIAGO DE LINIERS Y BREMOND; casi dos siglos después, siendo gobernador de las misiones, salva parte de éstas que caigan en manos de los "INTERNACIONALISTAS" de siempre. Otra de las glorias del "CONDE DE LA LEALTAD"; otro héroe sumergido intencionalmente en las brumas del pasado.

    ResponderEliminar
  9. Quiero aclarar, por si no es de conocimiento de mucha gente;con la victoria sobre los ingleses,la corona inglesa le confiere a Liniers el título de CONDE DE BUENOS AIRES.Después del asesinato del heroe, sus hijos deciden desechar ese galardón y, atribuirle el de CONDE DE LA LEALTAD.

    ResponderEliminar
  10. Como es lógico, para Eduardo Galeano, en sus "Venas abiertas.." tampoco existe HERNANDARIAS

    ResponderEliminar